Espondilosis en el gato

La espondilosis es una enfermedad degenerativa de la columna vertebral, de progresión lenta. Muchos gatos se ven afectados por esta enfermedad en la vejez. Sin embargo, también puede ser consecuencia tardía de un accidente o una caída a una edad temprana. Un primer signo puede ser que su gato restrinja el movimiento a lo indispensable y deje de acicalarse el lomo, por lo que puede mostrarse desgreñado y enmarañado.
Getigerte Katze liegt auf Fensterbrett

La espondilosis se produce porque los tejidos blandos de la columna vertebral (ligamentos y discos intervertebrales) pierden su elasticidad; en consecuencia, desaparece la función de «amortiguador» del disco intervertebral. El organismo trata de asumir esta función formando excrecencias óseas para proteger la columna vertebral. Estas excrecencias comienzan en la parte inferior de las vértebras y continúan por los lados, hasta que acaban formando puentes óseos que unen varias vértebras. Así, lo que de entrada ejercía de protección contra el dolor termina convertido en rigidez de la columna vertebral.

La espondilosis progresa por episodios. Las fases en las que el gato se encuentra bien se alternan con aquellas en las que se encuentra mal y tiene dolor. La espondilosis no es curable y la rigidez no se puede revertir. Sin embargo, el dolor se puede tratar y, por tanto, aliviar. Además de los analgésicos, al gato también puede irle bien la fisioterapia.

También debe poder llegar a sus lugares favoritos sin saltar (en caso necesario, a través de una rampa) y disfrutar del calor. No será mala idea dejar el lecho de su mascota junto al radiador o la chimenea. Sus patas de terciopelo se lo agradecerán.

Aceite para articulaciones omega-3 para perros y gatos
Doppelherz für Tiere
Aceite para articulaciones omega-3 para perros y gatos
Un aceite completo que sabe bien
  • Contiene ácidos grasos esenciales omega-3, para favorecer el metabolismo articular en la artrosis de perros y gatos.
  • Con polvo natural de mejillón de labios verdes y garra del diablo 
  • La condroitina es un componente natural del cartílago articular
  • Mezcla de aceites de alta calidad para complementar los piensos
     

Prevención de la espondilosis

Una dieta equilibrada y adecuada a la especie que favorezca las articulaciones y el ejercicio son importantes para todos los gatos. Esté también atento al peso de su gato. El sobrepeso daña las articulaciones y puede provocar muchas enfermedades del sistema musculoesquelético. Por consiguiente, el animal debe practicar ejercicio con regularidad, sobre todo si vive en el interior y no es un gato de exterior.

Si quiere, puede masajearle el lomo de vez en cuando. A su mascota le encantará que le dedique tanto tiempo, al tiempo que se le relajarán los músculos de la espalda. Este efecto se puede potenciar aún más con calor. Si dispone de una lámpara de infrarrojos, utilícela. Esta irradiación también puede ayudar a prevenir contracturas en la espalda.

Cada visita al veterinario para las revisiones periódicas puede incluir una radiografía de la columna vertebral. Cuanto antes se reconozcan los primeros signos de espondilosis, antes se podrá iniciar el tratamiento o cambiar a una dieta activa para las articulaciones. Para apoyar el sistema musculoesquelético y los procesos articulares, se pueden administrar a cualquier edad piensos suplementarios especiales con ingredientes en dosis elevadas como ácidos grasos omega-3, vitamina E, mejillón de labios verdes, escaramujo, condroitina y glucosamina. Estos estimulan, por ejemplo, el metabolismo del cartílago articular y favorecen la elasticidad de los discos intervertebrales.