Prevención de las enfermedades cutáneas felinas

Para evitar que se produzcan enfermedades cutáneas, los dueños de gatos pueden tomar precauciones eficaces: una observación atenta, unos cuidados adecuados a la especie y una dieta correcta.
Zwei Katzen in Korb vor Fenster

Una piel sana necesita los nutrientes adecuados para cumplir óptimamente todas sus funciones. La ausencia o carencia de nutrientes adecuados puede perjudicar la salud de la piel, lo que en determinadas circunstancias también se podrá apreciar en el pelaje. Para su interés, hemos reunido los consejos más importantes para mantener un pelaje sano y prevenir enfermedades de la piel felinas:

Aceite para piel y pelaje omega-3 para perros y gatos
Doppelherz für Tiere
Aceite para piel y pelaje omega-3 para perros y gatos
Un aceite completo que sabe bien
  • Para el mantenimiento de la función dérmica en caso de dermatosis y pérdida excesiva de pelo.
  • Ácidos grasos esenciales omega-3 y omega-6
  • Mezcla de aceites de alta calidad con partículas sólidas
  • Con levadura, cúrcuma, biotina, cinc y vitaminas E+A
  • Infórmese sobre las necesidades nutricionales individuales de su mascota.
  • Aliméntela de forma apropiada a su especie con pienso para gatos de alta calidad. Asegúrese de incluir ingredientes de alta calidad, como aceite de salmón, cinc, biotina y otras vitaminas B: Favorecen el equilibrio óptimo de los ácidos grasos, promueven los procesos de regeneración y mantienen la salud de la piel y del pelaje.
  • En gatos de pelaje semilargo y largo: Cepille al animal regularmente para prevenir problemas cutáneos y enfermedades derivadas de un pelaje enmarañado. Esto es especialmente importante en los períodos de muda.
  • Revise el pelaje de su gato con regularidad para detectar posibles lesiones o erupciones cutáneas. Esté atento a posibles signos indicativos de la presencia de pulgas o garrapatas.
  • Si su gato lleva collar, asegúrese de que le quede suficientemente holgado, para evitar roces y rozaduras en la piel.
  • Para gatos de interior: En las frías estaciones del otoño e invierno, lo ideal es que la humedad ambiental sea de entre el 40 y el 60 %. Además, puede evitar que la piel se reseque innecesariamente si no calienta demasiado los espacios del domicilio.

Adaptación individual de la alimentación en caso de problemas de piel y pelaje

La salud de la piel y del pelaje depende de la ingesta regular y específica de nutrientes destacados, como aminoácidos y ácidos grasos esenciales, así como vitaminas, oligoelementos y antioxidantes. Los alimentos de alta calidad proporcionan al gato todos los nutrientes, vitaminas y minerales importantes y refuerzan el sistema inmunitario. En el mejor de los casos, el pienso se debe guardar en un recipiente hermético, para mantenerlo fresca.