Prevención de problemas articulares en el gato

Todos los dueños de gatos desean que su querida mascota goce de una vida larga, feliz y saludable. Los gatos son cazadores. Cuando andan fuera, están al acecho. Se acercan sigilosamente a su presa y se abalanzan sobre ella dando un salto espectacular. Quizás también deban huir de un perro y encaramarse hábilmente a un árbol con solo unos pocos saltos. Cada uno de estos movimientos requiere una perfecta interacción entre articulaciones, músculos y huesos.
Katze läuft auf Mauer

No obstante, también en el caso de los gatos de interior, la interacción correcta y saludable de todo el sistema musculoesquelético es un elemento importante para disfrutar de la vida y la salud. En este caso, un segundo gato en el mismo hogar puede ayudar a mantener activos a los amigos de cuatro patas. De lo contrario, el ser humano deberá, además de darle mimos, animar una y otra vez al gato a hacer ejercicio jugando.

Si un gato padece trastornos del sistema musculoesquelético, no solo se verá físicamente limitado, sino que los dolores pueden robarle la alegría de vivir. Nueve de cada diez gatos de más de 12 años tienen dolor articular por artrosis, espondilosis o displasia. Sin embargo, también los gatos más jóvenes pueden verse afectados por trastornos del crecimiento, predisposiciones genéticas o lesiones. Afortunadamente, hay varios remedios para las enfermedades articulares y de desgaste, así como para los signos de la vejez, que pueden ayudar a su gato anciano a moverse sin dolor.

Para no llegar a ese extremo, los dueños de gatos prevendrán lesiones articulares siguiendo estos consejos:

  1. Prevención de sobrepeso
    A cualquier edad, un peso saludable es de gran importancia para su gato. El sobrepeso daña las articulaciones en todas las etapas de la vida y puede provocar artrosis. Observe siempre con ojo clínico el peso de su mascota. Aunque a su gato le encante comer, está en manos de su amo prevenir problemas de peso y, en consecuencia, problemas articulares en una fase temprana. Hasta con problemas ya existentes, una pérdida de peso puede reducir notablemente los síntomas.
  2. Movimiento individual y adecuado a la edad
    En este aspecto, los dueños de perros tienen una ventaja. Pasean a su mascota varias veces al día y, además, pueden ayudarla a hacer ejercicio mediante la práctica de deportes caninos o los juegos con sus congéneres que se le antojen. No obstante, también es importante que esas patas de terciopelo se muevan con la mayor libertad posible y no se vean innecesariamente limitadas. Y es que solo los movimientos articulares completos aportan al cartílago suficientes nutrientes. Ni que decir tiene que hay que motivar más al gato joven que al anciano.

  3. Lugar de reposo y sueño complaciente con las articulaciones
    Aunque su gato prefiera esconderse en una caja de cartón, en algún lugar de la casa debe haber un lugar donde dormir mullido y acogedor, para evitar callosidades y la dolorosa presión exterior sobre las articulaciones. Puede adaptarse a las preferencias de su mascota, ya sea con una manta, un cojín o una cama especial para gatos.

  4. Nutrición saludable para las articulaciones
    Sobre todo durante el crecimiento, se debe tener cuidado de proveer la cantidad ideal de energía, calcio y fósforo. Tanto un exceso como una carencia pueden provocar trastornos del crecimiento y, por tanto, problemas articulares a largo plazo. Sin embargo, también hay que tener presente el mantenimiento de una dieta sana y adecuada a la especie en el resto de etapas de la vida del felino. Es frecuente que su alimentación diaria no incluya los valiosos ácidos grasos esenciales, las vitaminas, los aminoácidos y las sustancias vegetales que pueden favorecer la salud de las articulaciones. En este caso, los alimentos complementarios son una buena forma de proporcionar a su mascota nutrientes especiales contra enfermedades articulares como la artrosis.

Aceite para articulaciones omega-3 para perros y gatos
Doppelherz für Tiere
Aceite para articulaciones omega-3 para perros y gatos
Un aceite completo que sabe bien
  • Contiene ácidos grasos esenciales omega-3, para favorecer el metabolismo articular en la artrosis de perros y gatos.
  • Con polvo natural de mejillón de labios verdes y garra del diablo 
  • La condroitina es un componente natural del cartílago articular
  • Mezcla de aceites de alta calidad para complementar los piensos
     

El aceite de salmón aporta valiosos ácidos grasos omega-3 de gran calidad. Contiene los ácidos grasos esenciales EPA (ácido eicosapentaenoico) y DHA (ácido docosahexaenoico) en una concentración especialmente alta; estos contribuyen a contrarrestar los procesos inflamatorios en las enfermedades articulares.

El polvo de mejillón de labio verde aporta GAG (glicosaminoglicanos) y ácidos grasos omega-3 especiales.

El escaramujo al 100 % natural contiene los antioxidantes betacaroteno, vitamina E y vitamina C, que contribuyen a la formación de colágeno y, por tanto, favorecen las articulaciones.

Los antioxidantes vitamina E y manganeso, así como el aminoácido metionina, benefician el metabolismo articular de los gatos con artrosis.

La glucosamina y la condroitina son los componentes básicos del tejido cartilaginoso del propio organismo. Favorecen el mantenimiento de superficies articulares sanas y elásticas.