Energía y rendimiento

Productos energéticos y favorecedores del rendimiento

Póngase las pilas: con energía y rendimiento

¿Cansada/o y debilitada/o? Cada vez nos exigimos más a nosotros mismos y a los demás. Una y otra vez, nos esforzamos por conciliar a todos y poder con todo. Estudiar en la escuela o en la universidad, concentrarse y rendir al máximo en el trabajo. Y en el tiempo libre también queremos darlo todo a la familia y amigos.

En consecuencia, el cansancio, el agotamiento o la fatiga son signos de nuestro tiempo. ¡Cuide tanto de usted como de su salud! Aprenda a decir «no» educadamente y a tomarse tiempo libre. Ahora bien, no olvidemos que también es importante un aporte adecuado de nutrientes. El complejo vitamínico B en especial desempeña un papel importante en los nervios y el metabolismo energético.

Vitamina B12 – contra el cansancio y el agotamiento

La vitamina B12, en particular, es una de las vitaminas necesarias para gozar de un sistema nervioso sano y producir energía. Además, la vitamina B12 ayuda a reducir el cansancio y la debilidad.

A pesar de contar con la suerte de disponer de muchos alimentos, amplios sectores de la población no reciben un aporte suficiente de vitaminas y oligoelementos.
La Encuesta Nacional de Nutrición II muestra que, por ejemplo, alrededor de la mitad de los ciudadanos alemanes padecen un déficit de vitamina B12.

Hay muchas razones que explican un suministro insuficiente de vitamina B12: De hecho, todas las vitaminas del grupo B son muy sensibles y se destruyen fácilmente con la cocción y el almacenamiento.
La vitamina B12 se encuentra en muchos productos animales como la carne, los huevos y la leche, mientras que apenas está presente en los alimentos de origen vegetal. Las personas que siguen una dieta puramente vegetariana y que, además evitan los productos lácteos y los huevos, no absorben prácticamente vitamina B12 mediante la alimentación.
Para absorber la vitamina en el organismo, se requiere una proteína especial. Por desgracia, la producción de esta proteína disminuye con la edad y el organismo la tiene en menor cantidad.

El multicampeón vitamina B12:

  • contribuye al metabolismo energético normal
  • contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso
  • contribuye a reducir el cansancio y la debilidad
  • favorece el funcionamiento normal del sistema inmunitario
  • contribuye a la función psíquica normal
  • contribuye a la formación normal de glóbulos rojos

Por lo tanto, un suministro adecuado de vitamina B12 desempeña un papel importante en la salud, la energía y el rendimiento.

L-arginina: los aminoácidos son componentes importantes de las proteínas

Todos queremos rendir, estar en forma y llenos de vitalidad. Sin embargo, además del ejercicio suficiente, la nutrición también desempeña un papel destacado. No solo importan las vitaminas, los minerales o los oligoelementos, sino también los aminoácidos.

Un 20 % del ser humano son proteínas, que intervienen en casi todos los procesos biológicos y asumen funciones clave. Los aminoácidos se consideran los componentes elementales de estas proteínas, por lo que también se denominan los «componentes básicos de la vida».

Ingerimos las proteínas al alimentarnos, por ejemplo, con pescado, carne, huevos, queso o soja. Nuestro organismo debe descomponer estas proteínas en aminoácidos y volver a convertirlas en proteínas orgánicas, de acuerdo con un plan específico. La proteína alimentaria se convierte así en proteína orgánica formadora de estructuras.

Hay aminoácidos que el propio organismo no puede producir: se consideran esenciales y se deben ingerir a través de los alimentos.

Los aminoácidos más conocidos, la arginina y la histidina, los puede producir el propio organismo. Sin embargo, en determinadas situaciones de carencia y estrés, no lo hace en cantidades suficientes.
De ahí que se denominen aminoácidos semiesenciales.

8 aminoácidos esenciales:
(se requiere suministrarlos a través de los alimentos)

  • Fenilalanina
  • Triptófano
  • Valina
  • Isoleucina
  • Leucina
  • Lisina
  • Metionina
  • Treonina

2 aminoácidos semiesenciales:
(suministrarlos es razonable en situaciones de necesidad)

  • Arginina
  • Histidina

Consejo: Los aminoácidos de los complementos alimenticios deben tener una estructura natural. Estos aminoácidos se identifican por una «L» que precede la denominación del aminoácido (por ejemplo, «L-lisina»).