Muda en los perros

En los perros, el cambio entre el pelaje de verano y el de invierno es un proceso natural y determinado genéticamente, que tiene lugar dos veces al año. Los perros cambian su pelaje para adaptarse a las temperaturas.
Jack Russel liegt auf Sofa Fellwechsel

Muda en primavera

La primera muda anual de los perros es en primavera, cuando las temperaturas se vuelven más cálidas, por lo que el momento puede diferir ligeramente de un año para otro. En total, la muda puede durar entre seis y ocho semanas. Los perros pierden la mayor cantidad de pelo en primavera, al ser la época en la que se desprenden del denso pelaje hibernal.

Muda en otoño

Puede parecer que el pelaje del perro simplemente gana en densidad y crece más en otoño; sin embargo, estos son también los signos de la segunda muda. Cuando las temperaturas bajan, los perros pierden el pelaje estival. Se sustituye por un pelaje de invierno, mucho más denso. De ahí que muchos canes no pierdan tanto pelo en otoño como en primavera. El manto inferior caliente gana en densidad y el manto exterior estival la pierde.

¿Qué cuidados necesitan los perros durante la muda?

Durante la muda, la alimentación adecuada y el cuidado intensivo del pelaje son de vital importancia. Puede ayudar a su mascota durante la muda cepillándolo regularmente. El cepillado mejora la circulación y elimina el pelo suelto que ya se ha desprendido. Lo ideal es basar el cuidado del pelaje en el tipo de pelaje. Se distinguen cinco tipos de pelaje de perro: de pelo corto, de pelo largo, de pelo «alambre», sedoso, rizado y liso. Los perros con manto rizado y sin pelo se deben cepillar de dos a tres veces por semana. Las razas de pelo duro, liso o largo con mucho manto inferior se deben tratar con un cepillo adecuado al menos una vez a la semana. Para animales con pelaje sedoso, incluso se recomienda un cepillado diario.

Algunas razas de perros, como los caniches o los Yorkshire terriers, apenas sueltan pelo, por lo que se consideran especialmente aptas para personas alérgicas. Sin embargo, estos perros requieren un tratamiento especial durante la muda: El pelaje de un caniche o de un Yorkshire terrier crecerá hasta esquilarlo o recortarlo.

La alimentación correcta marca la diferencia

Para ayudar a su perro durante la muda, además de los cuidados diarios del pelaje, puede ir bien un ajuste de la dieta. Se recomienda una dieta rica en proteínas y abundante vitamina B, cinc y biotina para favorecer el metabolismo cutáneo. Estos aditivos no solo ayudan al animal con la muda, sino que, en general, también garantizan un pelaje más brillante y una piel más sana. La biotina, en particular, fortalece el pelo, alivia las molestias cutáneas y proporciona unas garras fuertes. Si durante la muda el perro es propenso a irritaciones cutáneas o si la piel forma más caspa, se deberá consultar a un veterinario. Sin embargo, normalmente la muda es perfectamente gestionable con una combinación de cuidados del pelaje y una dieta saludable.

Complejo piel y pelaje para perros
Doppelherz für Tiere
Complejo piel y pelaje para perros
Bocados deliciosos y saludables
  • Para el mantenimiento de la función dérmica en caso de dermatosis y pérdida excesiva de pelo.
  • Contiene importantes ácidos grasos omega-3 y omega-6
  • Además, con levadura de cerveza, cinc, biotina y cobre, así como vitaminas B, E y A
  • Alimento complementario en forma de sabrosos bocados